Make your own free website on Tripod.com

Rock Hudson

Rock Hudson nació en Winnetka, Illinois, el 17 de noviembre de 1925 con el nombre de Roy Harold Scherer, el mismo que llevaba su padre, un relojero fracasado. Su madre, Kay Olsen había sido telefonista pero con la gran depresión quedó desocupada. Al estar los dos sin trabajo, se fueron a vivir a la casa de los padres de ella. La relación no duró mucho tiempo. Cuando Roy cumplió 6 años su padre llamó a su madre diez minutos antes de tomarse el tren rumbo a California y abandonó a su familia sin dejar un centavo. Kay se puso a trabajar como camarera y conoció a un marinero llamado Wallace Fitzgerald con quien se casó. Sin que el verdadero padre de Roy se opusiera, Fitzgerald lo adoptó legalmente y su primera medida como padre fue quitarle todos sus juguetes y decretar que su infancia había terminado.

Roy repartió periódicos hasta los 9 años, hasta que un día desesperado llamó a su verdadero padre en California y le pidió de trabajar para él. A los pocos meses volvió, ya que la nueva mujer de su padre lo trataba peor que su padrastro de Illinois. Al volver, Fitzgerald ya se había ido y otra vez madre e hijo quedaron solos.

 

Roy cursó la secundaria en el New Trier High School e intentó cantar en el coro de la Primera Iglesia Congregacionista y en el Club de Solistas de Illinois. Durante sus vacaciones trabajaba como cartero.

A los 18 años, mientras finalizaba la segunda guerra mundial, se enroló en la Marina como mecánico de aviación en las Filipinas.

Al terminar el servicio militar, Rock volvió a Winnetka y trabajó cargando pianos como fletero, apoyado en su metro noventa y en sus 91 kilos. Empecinado volvió a California con su padre, quien le consiguió trabajo como camionero. A veces llevaba encargos a Hollywood, y aunque no sabía actuar, el soñaba con ser una estrella. Uno de sus amigos le presentó al representante de actores, Henry Wilson, quien apenas lo vio, quedo impactado por ese gigante apolíneo y lo tomó bajo su protección.

 

1948

 

Lo primero que hizo Wilson fue cambiarle el nombre. Al verlo en seguida pensó en la roca de Gibraltar y el puente del río Hudson. Como resultado de esta asociación surgió el nombre : Rock Hudson.

Luego le hizo bajar de peso y lo obligó a caminar derecho, ya que vivía encorvado por su altura. Por último lo mandó al dentista para corregirle sus dientes torcidos. Cuando creyó que Rock estaba físicamente listo lo llevó con el director Raoul Walsh quien lo contrató a pesar de haber dado una mala prueba.

Una semana antes de participar en su primera película "Escuadrón del valor", Hudson empezó a tomar clases de actuación, canto y baile. De cualquier forma sólo tuvo que decir una línea : "Hace falta una pizarra grande". Por supuesto hubo que cortar la escena varias veces : 37 para ser más preciso. Al terminar la película, Walsh vendió el contrato de Hudson a la compañía cinematográfica Universal Studios. Con ellos participó al año siguiente en "Undertown". Como dato curioso, en el reparto apareció su nombre como Roc Hudson sin la K.

En los dos años siguientes hizo pequeñas participaciones en once películas entre la que se contaban : "El halcón del desierto", "Peggy", "Winchester 73", "Iron Man" y "Tomahawk", en donde hizo papeles de soldado, marino e indio, aprovechando su excelente aspecto y su gran altura.

1952

 

La gran sorpresa llegó con "Bend of the river" o "Tierra de esperanza", como se conoció en la Argentina. La película era protagonizada por James Stewart y Julie Adams. Rock tenía un pequeño papel de reparto. La premiere mundial se realizó en Portland, Oregon, con la presencia de los actores. Cerca de diez mil personas habían quedado afuera del cine. Desde la terraza, con altoparlantes, fueron presentados al público, primero Stewart, luego Adams y cuando llegó el turno de Hudson, el público estalló en una ovación delirante. El público había reconocido al astro, antes que los dirigentes de su propio estudio.

 

Ni lerdos ni perezosos los dirigentes de la Universal Pictures le hicieron protagonizar seis películas al año siguiente. A pesar de no ser películas de gran categoría, el solo hecho de que su nombre apareciera en las cartelera hacía que las localidades se agotaran. Películas como "Pluma Roja", "La Espada invencible" o "El diablo del mar", se convirtieron en las favoritas de la juventud y Rock en su ídolo. Pero la Universal quería extender su radio de influencia y decidieron prepararlo para lanzarlo como el prototipo del galán romántico.

Le inventaron un romance con la gata sexual de los años 50 Mamie Van Doren y casi lo tuvieron de verdad, en un breve y fallido encuentro sexual en el piso de la cocina de ella.

1954

 

Continuando con la idea del galán romántico, filmaron la remake de una película que habían filmado 15 años atrás Robert Taylor e Irene Dunne : "Magnífica Obsesión". Su pareja en la ficción fue Jane Wyman y de esta manera comenzó la segunda etapa de la vida y la carrera de Rock Hudson. De galán de películas de aventuras, se había convertido en el galán romántico N° 1. "Modern Screen", lo premió como el actor más popular del año y "Photoplay" le otorgó la misma distinción. Los periodista especializados se lanzaron sobre su vida privada y comenzaron a inventarle romances. Cada vez que una actriz se divorciaba le echaban la culpa al pobre Rock Hudson. Durante el invierno empezó a aparecer juntos en fiesta y reuniones con la bailarina Vera Ellen. Pero todo era apariencia. Un día, en forma inesperada Vera se casó con Vic Rothschild, uno de los herederos de la acaudalada familia. Unos meses más tarde se fue de vacaciones a Irlanda con sus amigas Barbara Rush y la joven estrella de Hollywood, Betty Abbot con quien se le adjudicó un romance. La prensa los persiguió por todos lados y sólo obtuvieron como respuesta el mutismo del actor. Rock se había convertido en una personalidad enigmática. Nadie sabía que en realidad ocultaba una doble vida.

 

 

1955

 

Al volver de las vacaciones volvió a hacer pareja con Jane Wyman en "Lo que el cielo nos da". Luego protagonizó "Captain Lightfoot" y "One Desire".

Para evitar todo tipo de sospechas, Henry Wilson su representante le inventó un romance con su secretaria Phylis Gates. Rock y Phylis se consustanciaron tanto con el invento, que terminaron casándose..

El 9 de noviembre partieron en secreto de Hollywood, con rumbo desconocido. A mitad de camino, pararon a cargar nafta en una estación de sevicio y le dijeron al encargado que iban rumbo a Monterrey. A las dos horas toda la prensa se concentró en Monterrey. Pero Rock lo había planeado bien y le mintió al encargado sabiendo que iba a pasar la información. Muy tranquilos se casaron en la mayor intimidad en Santa Mónica en los salones del hotel Biltmore. Cuatro horas después partieron rumbo a Jamaica de Luna de Miel, mientras los periodista seguían esperando en Monterrey.

Finalizó el año, elegido como la estrella de 1955 por la revista "Look".

 

En 1956 fue seleccionado para actuar junto a Elizabeth Taylor y James Dean en "Gigante", en donde consiguió por lejos la mejor actuación de su vida. Por este papel fue nominado al Oscar de la Academia y se le adjudicó un inexistente romance con su entrañable amiga Liz Taylor. Luego filmó "Nunca digás adiós" y "Escrito en el viento".

 

En 1957 viajó a Italia para protagonizar la remake de la novela de Hemmingway "Adios a las armas", junto a Vittorio de Sica y Alberto Sordi.

Sin haber pasado dos años del casamiento, Phylis pidió el divorcio, alegando que los actos y la conducta de Hudson le ocasionaron "un extremo peligro mental, sufrimiento y angustia". Los alegatos de la mujer en la corte afirmaban que ella debió tolerar y hacer la vista gorda a los negocios de su marido, amén que poco a poco la habían ido separando de la corporación que ambos regenteaban. Si embargo, otro tipo de rumor comenzó a circular por Hollywood. El divorcio fue decretado el 13 de agosto de 1958 en la Suprema Corte de Santa Mónica.

 

Luego se supo que por ese entonces, Hudson mantuvo una fogosa relación homosexual con el pianista Liberace que finalizó, porque el extravagante Liberace era demasiado sobreprotector con Rock.

 

1959

 

El año en que los dueños de salas de cine lo eligieron como la estrella numero 1, Rock entró en una nueva faceta de la actuación, interpretando la excelente comedia "Secretos de alcoba", junto a Doris Day. La dupla produjo un gran suceso y Doris y Rock, pasaron a ser grandes amigos. Sólo amigos. El la llamaba Doris Mary y ella Roy Harold. "Roy Harold es un querido hombre", decía. "Se ríe de cualquier tontería. Tiene la risa más maravillosa que jamás haya oído".

 

Luego de protagonizar "Come September" junto a Gina Lollobrigida, al año siguiente volvió a filmar junto a Doris Day, "Vuelve amor mío", encabezando la lista de actores mejor pagos y que mayor cantidad de dinero dejaban a los estudios. A pesar de esto en 1963, Doris Day que además era productora de sus películas decidió dejar a Hudson afuera y en su lugar formar pareja fílmica con James Garner de la serie de televisión "Maverick".

Desengañado, Rock filmó "Aguilas al acecho", una película de acción junto a Rod Taylor, realizando una excelente actuación.

1964

 

Doris Day, arrepentida, lo volvió a llamar para que protagonizaran juntos otra comedia, "No me mandes flores". Rock se hizo rogar un poco, pero finalmente trabajó con su amiga y el público volvió a arrasar con las localidades. Luego volvió a estelarizar con Gina Lollobrigida en "Strange Bedfellows". En seguida surgió "Un favor muy especial" con Leslie Caron y "Blindfold", junto a Claudia Cardinale.

La época dorada de Hudson en el cine, finalizó al terminar la década con dos películas de acción : Una sobre la 2da guerra mundial dirigida por Arthur Hiller, "Tobruk" y otra sobre la guerra fría, dirigida por John Sturges : "Estación polar zebra", hoy objeto de culto.

 

1971

 

Otra nueva etapa comenzó para Rock Hudson, al convertirse en nuevo astro de la televisión con la serie "MCMillan y señora", junto a Susan Saint James. El serial tuvo un éxito fenomenal en los Estados Unidos y duró hasta 1976.

 

En febrero de 1973 estuvo por primera vez en nuestro país y se presentó en los programas "El pueblo quiere saber" y "En vivo y en directo" y se entrevistó con el entonces presidente en ejercicio, Brigadier General Carlos Alberto Rey en el edificio Condor. Luego fue a Mar del Plata y participó de un almuerzo con Alfredo Alcón, María Elena Walsh y Ernesto Bianco entre otros actores. Por supuesto dijo que le gustaban el bife de chorizo y las mujeres argentinas.

Al finalizar la serie en 1976, el escritor Armisted Mauphin trató de convencer a Hudson de que diera a conocer al mundo su condición de homosexual. Mauphin dijo que "Hudson se mostró fascinado y al mismo tiempo horrorizado". Pero finalmente no se animó a liberarse de la pesada carga de llevar una doble vida.

 

1984

 

En julio, Rock recibió la tremenda noticia de que tenía SIDA. Trató desesperadamente de luchar contra ella. Se fue a París a realizar un tratamiento pero al enterarse de que lo querían contratar para que actuara en la serie más exitosa del momento "Dinastía", para que enamorara al personaje que interpretaba Linda Evans, abandonó Francia y se puso a ensayar el papel. Sabía que su rol de Dinastía sería su último trabajo, su despedida con el público. Interpretó con gran dignidad el papel y en una escena tuvo que darle un beso a Linda Evans.

Después de Dinastía comenzó a ir cuesta abajo y volvió a ir a París para retomar el tratamiento. Allí fue cuando se desparramó la noticia. Fue el primer personaje famoso en admitir que tenía SIDA.

La primera reacción de Linda Evans fue la de entablarle juicio a Hudson por no avisarle de su enfermedad. Eran los primeros tiempos del SIDA y no se sabía que no se contagiaba por dar un beso. Luego al hacerse el estudio y comprobar que no estaba infectada se calmó. La publicidad en torno a su enfermedad hizo que la población tomara mayor conciencia y aumentara la prevención contra el SIDA..

Otro que le inició juicio fue su amante de los últimos tres años Marc Christian, quien recibió cinco millones de dólares por tener relaciones con un hombres con SIDA sin saberlo.

Poca gente estuvo a su lado en los últimos días, entre ellas Liz Taylor, Jack Scalia y Roddy McDowall hasta que el 2 de noviembre de 1985 dejó este mundo abrumado por la cruel enfermedad de fines de siglo.

La otra enfermedad, la de la sociedad hipócrita que lo obligó a ocultar su verdadera identidad, la describió el mejor que nadie : "Algunas veces no se nos permite ser nosotros mismos. Mi imagen fue hecha por otras personas, no por mi..."


R.B.