Make your own free website on Tripod.com

Marcello Mastroianni

Marcello Mastroianni nació el 28 de septiembre de 1924 en Fontana Liri, provincia de Frosinone, .a mitad de camino entre Roma y Nápoles. Era el hijo de un químico opuesto al régimen fascista de Benito Mussolini. El padre fue marginado por razones políticas, lo que llevó a que la familia pasara grandes penurias económicas. Para buscar trabajo, los Mastroianni fueron primero al norte, a Turín y luego a Roma, en donde el padre abrió una carpintería.

Cuando Marcello cumplió 14 años, su padre agobiado por la miseria financiera, lo obligó a dejar la escuela para ir a trabajar. En Roma realizó distintos trabajos : Fue albañil, dibujante y trabajó como ebanista con su padre. Durante la segunda guerra mundial fue atrapado por soldados Nazis y forzado a trabajar en un campo de concentración en el norte de Italia. Una noche logró escapar y se refugió primero en un sótano y luego en un altillo en Venecia, viviendo casi en la indigencia durante toda la contienda.

Cuando terminó la guerra en 1945, tomó un curso de Economía Comercial y logró conseguir trabajo como tenedor de libros en la British Eagle Lion, una compañía inglesa distribuidora de películas. También trabajó como maestro mayor de obras y así se pagó los estudios de arquitectura.

Con un grupo de estudiantes universitarios comenzó a estudiar teatro y allí fue donde conoció a Giulietta Masina, que luego sería la mujer de Federico Fellini. Por aquella época, también trabó contacto con la aspirante a actriz, Fiora Carabella con quien se puso de novio inmediatamente.

 

1947

 

Su primera aparición en cine fue con un papel secundario en una versión de "Los Miserables" de Victor Hugo, filmada por Ricardo Freda. Pero fue por su actuación en la obra teatral "Angélica", lo que sedujo al director Luchino Visconti a contratarlo al año siguiente para participar como segundo galán en La Compañía Dramática Italiana del Teatro Elíseo de Roma. Allí interpretó al Kowalski de "Un Tranvía llamado deseo" recibió la bendición del público y de la crítica especializada. Pero todavía faltaba bastante para la consagración. Filmó películas como "Veinte años", "Un domingo de agosto" y "Contra la ley".

En 1950 se casó con su novia Flora Carabella. De ese amor diría luego "Yo o se que significa exactamente el amor, tal vez una condición extremadamente excitante en la que uno se siente mas vivo, más dinámico. Algo así como una hermosa enfermedad". Ambos tuvieron una hija a la que llamaron Barbara.

Bajo las órdenes de Luciano Emmer filmó "París es siempre París" y "Las chicas de la plaza España". También participó en la película "Sensualidad" de Clemente Fracassi.

 

1954

 

Tuvo su primer contacto con Sofía Loren con quien filmó "Lástima que sea un canalla", de Alessandro Blasetti, interpretando el papel de un chofer de taxi atormentado por la diva. Allí comenzó a llamar la atención como un tipo corriente, natural y espontáneo en contraposición a los galanes estereotipados que se observaban por aquel entonces.

Sobre Sofía Loren declaró : "Si no hubiera conocido a mi esposa antes me le hubiera declarado con todas las normas en rigor y hubiera pedido su mano... Sofía es un canto a la belleza a la italiana, sinceramente como a mi me gusta..." Pero Sofía sólo le permitió besos de celuloide.

Al año siguiente filmó el melodrama costumbrista, "Un pedazo de cielo" de Aglauco Casadio, junto a Rossana Schiafino.

Luchino Visconti lo volvió a convocar, pero esta vez no para una obra de teatro sino para la película "Puente entre dos vidas", en donde interpretó al único personaje comunicativo de la obra, inspirada en "Las noches blancas" de Dostoievski.

 

1958

 

Su cara, por lo común, se convirtió en el rostro del neorrealismo italiano. Fue un delincuente tragicómico en "Los desconocidos de siempre", bajo las órdenes de Mario Monicelli, y la entonces mas importante Diva del cine italiano, Gina Lollobrigida, lo quiso como coprotagonista para la coproducción franco - italiana "La ley", dirigida por Jules Dassin.

Pero la consagración definitiva llegó de la mano de Federico Fellini quien lo convocó al año siguiente para "La dolce vita". "Cuando el cineasta buscaba una cara para La dolce vita, los productores le proponían a Paul Newman", rememoraba el productor Toscan du Plantier. Pero Fellini quería a Mastroianni, ese prototipo de hombre común y gran actor que le había presentado su mujer Giulietta Masina. El director lo llamó por teléfono y le dijo : "Te llamo porque necesito un rostro sin personalidad, como el tuyo". Y Marcello se convirtió en Rubini, el protagonista de la película, un escritor frustrado, devenido en periodista. La imagen de él junto a Anita Ekberg en La Fontana Di Trevi se convirtió en un ícono de la cinematografía mundial. En el filme, también trabajó la francesa Anouk Aimée con quien tuvo un apasionado romance. Años más tarde dijo : "Adoro a las francesas porque son maliciosas, intrigantes y pérfidas". Otra francesa con la que tuvo un romance fue con Jeanne Moreau con quien coprotagonizó "La notte" de Michelangelo Antonioni.

También protagonizó "El bello Antonio", de Mauro Bolognini. Allí personificó a un hombre impotente en el matrimonio que en realidad ocultaba su homosexualidad. A partir de esta película, a él lo comenzaron a llamar "el bello Marcello".

Otra bella cayó en sus manos en "El amor es un asunto privado". Esta vez le tocó el turno a Brigitte Bardot y no se perdieron la oportunidad de jugar al juego de la seducción.

 

1962

 

Luego de una nominación al Oscar de la Academia de Hollywood por "Divorcio a la italiana", dirigido por Pietro Germi, Fellini lo transformó en su Alter Ego en "8 y ½". Mastroianni tomandose el pelo a si mismo dijo : "Primero sólo me proponían papeles de taxista. Después de ocho y medio, me convertí en un actor para intelectuales". Fellini, sin embargo, lo explicaba así : "Marcello es el italiano simpático en el que proyectamos lo mejor que hay de nosotros y al que se lo perdonamos todo, porque sus defectos son los nuestros".

Protagonizó "Dos hermanos... dos destinos", de Valerio Zurlini. Donde realizó uno de los monólogos más estremecedores de la historia del cine.

Al año siguiente filmó "Los compañeros" de Mario Monicelli y "Ayer, hoy y mañana", dirigido por Vittorio de Sica, acompañado por su partennaire mas importante, Sofía Loren quien realizó un recordado Stiptease para Marcello.

 

1967

 

Visconti lo llamó para protagonizar "El extranjero", basado en el libro de Camus y al año siguiente volvió a ser dirigido por Vittorio de Sica en "Refugio para Amantes", que la crítica calificó como una "horrible película pseudo romántica". Hubiera sido solamente una película olvidable de no ser por que la protagonista femenina era Faye Dunaway. Ambos se enamoraron perdidamente. Faye llegó a pedirle desesperadamente a Marcello que se divorciara de su mujer, Fiora Carabella, pero él era fiel a su manera y nunca quiso divorciarse legalmente de Fiora. La discusión ocurrió en un hotel de Almería , España y ante la negativa de Mastroianni, la actriz norteamericana lo echó de patitas a la calle. Marcello, entonces volvió a su casa por un tiempo, donde siempre fue bien recibido. Fiora dijo entonces : "Nunca he corrido el peligro de perderlo, porque nunca lo tuve demasiado cerca".

 

1971

 

Las coproducciones Franco italianas tenían la ventaja para Marcello de que traían una protagonista francesa, y ya se sabe lo que pensaba él de las mujeres francesas. Filmando "Liza, un amor para la eternidad", fue el turno de Catherine Deneuve. De ella dijo : "La mujer ideal es divertida. Te hace sentir feliz y contento. Cuando conocí a Catherine Deneuve, estaba convencido de que ella era ese ideal. Pero cuando la conocí mejor me di cuenta de que no tenía nada que ver. Ella era sólo la madre de mi hija". Con Catherine tuvieron una hija a la que llamaron Chiara.

Ettore Scola lo dirigió en "Me permite Rocco Papaleo"y al año siguiente fue dirigido por el polaco Roman Polanski en "Que", junto a Sidney Rome..

Luego filmó "La gran comilona" de Marco Ferreri, que trataba sobre una especie de última cena en donde todos comían hasta morir y que fue prohibida en la Argentina. Mas tarde fue "Masacre en Roma" sobre nuestro "conocido" Priebke y la masacre de las fosas adreantinas.

En 1975 tuvo una participación especial en la bellísima película "Nos habíamos amado tanto", en donde recreó junto a Anita Ekberg la escena de "La dolce vita" en La Fontana de Trevi.

 

1977

 

Conoció y se enamora de la directora de cine Anna María Tató, con quien formalizó una pareja que va a abarcar los últimos 20 años de vida de Marcello. El secreto de Ana María fue "adoptar una atenta distancia frente a Marcello y sus contínuos devaneos".

Volvió a aparecer la dupla Loren - Mastroianni, dirigidos por Ettore Scola, en donde se muestra la relación entre un homosexual perseguido por el fascismo y un ama de casa romana. Cuando la prensa le preguntó si eso no destruía su imagen de amante latino el contestó : "Ese asunto del amante latino que me endilgaron, es una estupidez que inventaron los americanos, que no se por que necesitan encasillar todo". Por esta película Mastroianni fue nominado por segunda vez para el Oscar.

Al año siguiente protagonizó junto a la bella y joven Nastassja Kinski, "Tentación prohibida" de Alberto Lattuada. El guión trataba sobre un hombre maduro que se enamora de una chiquilina y en donde había escenas de desnudos totales de Kinski. Marcello dijo : "Nada detesto más que hacer una escena de sexo. El sólo hecho de estar desnudo con una mujer en una cama, rodeado de focos, técnicos que te miran con placer oculto y en medio del calor, es terrible. Después vienen las indicaciones del director : ‘Torcé la cara’, ‘Doblá los ojos’... En fin, todas posiciones tan absurdas que cuando llega el momento de decir ‘te amo’, uno está bizco".

 

1980

 

Cada vez más sólido como actor actuó en "La Terraza" de Scola y en "La ciudad de las mujeres" de Fellini. Luego vinieron la controvertida "La Piel" de Liliana Cavani junto a Claudia Cardinale y en el rol del poeta fascista Curzio Malaparte ; "La Noche ve Varennes" junto a la alemana Hanna Schygulla y en 1982, la brasileña "Gabriela" en compañía de la desnudez de Sonia Braga.

Sobre la actuación y la diversidad de películas que hizo dijo : "Los actores somos bufones, camaleones y prostitutos que siempre estamos dispuestos a hacer lo que nos digan."

 

1985

 

Fellini dirigió a su mujer Giullieta Masina y a Mastroianni en "Ginger y Fred" y de esta forma juntó por 1a vez como pareja a su amigo y a su esposa. Dos años más tarde ganó la Palma de Oro en Cannes y fue nominado nuevamente para el Oscar por su actuación en "Ojos Negros" del ruso Nikita Mikhalkov.

Luego vendrían 2 magníficas películas de Ettore Scola protagonizando junto al malogrado Massimo Troissi un dueto inolvidable en "Splendor" y "Que hora es" También filmó "Estamos todos bien" con el director de Cinema Paradiso, Giuseppe Tornatore.

 

1992

 

La Norteamericana Beeban Kidron, lo convenció para filmar en inglés "Romance otoñal", junto a Shirley Mclaine.

En Noviembre vino a la Argentina para filmar "De eso no se habla", dirigida por la recordada realizadora María Luisa Bemberg. La película se filmó en Buenos Aires y en Colonia, Uruguay. Cuando se fue de nuestro país dijo que se había enamorado de "la carne, las pastas, el vino, la noche y la belleza de las mujeres argentinas".

También declaró a la prensa : "Ahora tengo 68 años y si todo va bien dentro de diez más estaré muerto. Se que estoy obligado a morir, pero no me gusta ni medio. Creo que Dios no es bueno. Me gustaría poder morir cuando tenga ganas".

 

1994

 

Participó junto a Sofía Loren de "Prêt à Porter" de Robert Altmann, en donde logró convencerla de realizar el mismo striptease que ella hacía en "Ayer, hoy y mañana".

Sobre su vejez ironizó : "Hoy, a los 70 años, me gustaría hacer de Tarzán. No se porque Tarzán tiene que se joven y fuerte. Y hasta tengo pensado quien sería Jane, una amiga y excelente actriz, ideal para el papel, llamada Kathy Bates, que es dueña de unos pechos que ¡Madonna mía! Porque ese Tarzán viejo, necesitaría a una mujer fuerte que le diga : ‘Tomá la leche’. Y ahí me la imagino a Kathy".

Al año siguiente, el chileno Raúl Ruiz lo dirigió en la que sería su última película "Tres vidas y una sola muerte" junto a Marisa Paredes y su hija Chiara Mastroianni

 

1996

 

Sabiendo que tenía un cancer de pancreas irreversible, volvió al escenario con "La últma luna" de Furio Bordón.

Agudo, definió la vejez de la siguiente manera : "En París, cuando mi hija Chiara y yo cruzamos la calle, me toma de la mano".

El 19 de diciembre, en el departamento de Anna María Tató y Marcello ubicado en el 5° piso del numero 91 de la Rue de Seine, se reunieron Catherine Deneuve, la hija de ambos, Chiara y un amigo común a todos - el actor Michel Piccoli - , quienes permanecieron junto al lecho agonizante de Marcello, hasta que expiró de madrugada. Su hija mayor, Bárbara, al enterarse de la noticia viajó inmediatamente a París.

 

A pesar de que Marcello pidió expresamente que en su entierro se evitaran los homenajes y los discursos, los italianos quisieron despedir al gran divo del cine. Allí estuvieron presentes su hijas, su mujer Fiora Carabella, de la que nunca se divorció, tomada de la mano de una otoñal Sofía Loren que lloraba la muerte de su amigo. Su última pareja Anna María y la madre de su hija Chiara, Catherine Deneuve. Casi todas sus mujeres. Solo faltaba Faye Dunaway, la mujer que alguna vez le hizo perder la cabeza. Arriba, lo acompañaba con una sonrisa su amigo, Federico Fellini.


R.B.

  Volver al índice de biografías